Categoría: Medio Ambiente

En el Día de la Tierra, mientras reflexionamos sobre el estado de nuestro planeta y los desafíos que enfrentamos, surge una pregunta fundamental: ¿debemos centrarnos en mitigar o adaptarnos al cambio climático y sus inevitables consecuencias? Dos estrategias diferentes, aunque complementarias, con un objetivo común: actuar ante las consecuencias devastadoras de este fenómeno. La respuesta, en realidad, es que necesitamos una estrategia integral que aborde ambos aspectos de manera simultánea y complementaria.

  • Mitigación del cambio climático: Actualmente, la mitigación se centra en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y limitar el calentamiento global. Este enfoque implica la adopción de medidas como la transición hacia fuentes de energía renovable, la eficiencia energética, la reforestación y la reducción de la deforestación, entre otras. Al abordar las causas fundamentales del cambio climático, la mitigación busca prevenir los impactos más graves en el medio ambiente y la sociedad.
  • Adaptación al cambio climático: La adaptación se enfoca en ajustar nuestras comunidades, economías y ecosistemas para hacer frente a los impactos ya inevitables del cambio climático. Esto incluye la implementación de medidas como la construcción de infraestructuras resistentes a eventos climáticos extremos, la gestión sostenible de recursos hídricos, la protección de zonas costeras vulnerables y la promoción de prácticas agrícolas resilientes.

Una estrategia integral

El cambio climático es innegable y continúa avanzando, debido a las emisiones globales de gases de efecto invernadero que se encuentran actualmente en su nivel más alto de la historia. Dos de las principales consecuencias del cambio climático que más efectos graves inminentes a nivel global son: la subida de temperatura, con la estimación de aumento de la media anual de entre 1,1º y 1,8º entre 2023-2027; y la sequía, ya que en 2022 vivimos el verano más caluroso de la historia, cobrándose más 16 mil vidas ante las condiciones extremas. 

Sin embargo, los efectos no se limitan sólo a la degradación ambiental. Según Pacto Mundial, se estima que los impactos climáticos podrían forzar a casi 215 millones de personas a migrar dentro de sus propios países para 2050 y exponer a hasta 600 millones de personas a la desnutrición para 2080

Todo ello demuestra que las consecuencias devastadoras del cambio climático alcanzan niveles críticos, por ello es vital tanto su mitigación como la adaptación al mismo. Es decir, accionar en ambas áreas para detener su avance, reducir sus efectos y prepararnos para un nuevo escenario. En general, la mitigación es fundamental para abordar las causas fundamentales del cambio climático y evitar impactos catastróficos a largo plazo. Sin embargo, dada la realidad de los efectos ya evidentes del cambio climático, la adaptación también es crucial para proteger a las personas y los ecosistemas vulnerables. 

Ambos enfoques son esenciales, pero la prioridad puede depender del contexto y las necesidades específicas de cada región y comunidad, por lo que es necesario diseñar una estrategia integral que combine ambas modalidades y se adapte a los objetivos y dificultades que predomine en la región y sector se aplique. Implementar medidas complementarias es fundamental para construir una sociedad más resiliente y sostenible. Esto significa reducir las emisiones para limitar el calentamiento futuro, al mismo tiempo que nos preparamos para los impactos climáticos que ya están ocurriendo y que seguirán aumentando en el futuro. 

Algunos ejemplos de acciones que pueden ser implementadas tanto para mitigar como para adaptarse al cambio climático pueden ser:

En este contexto, el voluntariado desempeña un papel vital en la lucha contra el cambio climático al movilizar a las comunidades, promover la conciencia y la acción, y apoyar la implementación de soluciones prácticas y sostenibles. Al unirse como voluntarios, las personas pueden marcar una diferencia significativa en la construcción de un futuro más sostenible y resiliente para todos. En Hacesfalta.org, puedes encontrar todo tipo de ofertas para colaborar con entidades que buscan mejorar la salud medioambiental y frenar el cambio climático.  Además, puedes unirte a la comunidad de Accionporelclima.org y dar el paso hacia el activismo contra la crisis climática. 

En el Día de la Tierra y todos los días, debemos comprometernos a trabajar juntos en la búsqueda de soluciones integrales y sostenibles para abordar el cambio climático. Al hacerlo, podemos proteger nuestro planeta y construir un futuro más seguro y próspero para las generaciones presentes y futuras. Ya sea mitigando las emisiones, adaptándonos a los impactos inevitables, defendiendo la justicia climática para aquellos más afectados o ayudando con actividades de voluntariado, cada acción cuenta en la lucha por un futuro sostenible para nuestro planeta y todas las formas de vida que lo habitan.

Una hora se dice fácil y parece poco, pero, ¿qué pasa si sumamos una hora dedicada de millones de personas alrededor del mundo? Esta es la propuesta de WWF, que con la iniciativa global “La hora del Planeta”, ha movilizado a millones de personas en 200 países del mundo.

Esta iniciativa, nacida en 2007, busca concienciar a la población mundial sobre el cambio climático, invitando a individuos, gobiernos y empresas a apagar la luz por una hora. 

El pasado sábado 26 de marzo, toda España quedó en penumbra, gracias a la solidaridad de ayuntamientos, empresas particulares e individuos que, un año más, se han sumado a La hora del Planeta. 

La organización, a través del sitio web de la iniciativa, https://horadelplaneta.wwf.es/ ha reportado que este año se apuntaron 514 ayuntamientos en España, así como cerca de 130 empresas y 126 organizaciones alrededor del país, lo que supera gratamente la participación de otros años. 

Entre los monumentos más emblemáticos que apagaron sus luces a las 20:30 horas del sábado en la capital española, se encuentran el cartel de Schweppes de Gran Vía, el de Tío Pepe en Sol, la Puerta de Alcalá y la plaza de Cibeles. En otras ciudades de España, también las catedrales vieron apagar sus luces, tales como, la Catedral de Burgos y la Catedral de Valencia. No se quedaron atrás emblemas turísticos, como las Casas Colgantes de Cuenca y la Sagrada Familia de Barcelona.

Empresas como Inditex, Tetra Pak, Leroy Merlin, Sanitas, Mahou-San Miguel, Coca–Cola, entre otras, también se sumaron a la dinámica, mostrando su compromiso e interés por el bienestar del planeta.

Como medida adicional antes del gran apagón, la WWF implementó en su web un “Banco de Horas”, a través del que invitaron a la ciudadanía a dedicar 60 minutos a una actividad sostenible y positiva, ofreciendo ideas sobre actividades que contribuyen a cuidar el planeta, a través de la cual se llegaron a registrar hasta 2.865 horas dedicadas a la naturaleza.

60 minutos parecen insignificantes, sin embargo, son suficientes para demostrar nuestro compromiso e interés por el bienestar del planeta y, poco a poco, volvernos parte del cambio en pro del medio ambiente. 

Llega el Día Mundial del Clima, un crucial recordatorio que cada año cobra más relevancia ante la urgencia climática que vivimos. Sequías, temperaturas extremas, contaminación, vertidos tóxicos… desafíos ambientales que apremian la creación de soluciones sostenibles. Como ciudadanos/as, podemos hacer de esta situación un planeta un poco mejor, te contamos cómo pasar a la acción por el clima.

La crisis medioambiental no es una noticia reciente, de hecho es un fenómeno científicamente demostrado agravado con los años que lleva produciéndose desde hace décadas. Sin embargo, a medida que pasan los años, tan solo cobra mayor urgencia y requiere su total atención. Por eso, el Día Mundial del Clima, instaurado en 1992 en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, es una indispensable llamada a la acción – y llamada de atención – a gobiernos, órganos de poder, empresas y ciudadanía

Un fenómeno que afecta a todas las personas que habitamos el planeta, aunque no por igual, ya que impacta especialmente a aquellas que se encuentran en países en desarrollo o en situación de pobreza, y que por tanto demanda una respuesta colectiva. 

Intervenir, paliar y afrontar el cambio climático que estamos experimentando es una prioridad para llegar a un modelo de vida sostenible. Y, aunque la necesidad de aplicar los grandes cambios y regular el consumo y explotación de recursos actuales recae en los líderes mundiales, como ciudadanos y ciudadanas podemos también tomar acciones para generar un impacto positivo en el medio ambiente. 

El catastrofismo climático puede provocar que dar un primer paso se haga inabarcable o abrumador y te haga preguntarte: ¿por dónde empezar? La respuesta es que la toma de medidas individuales y en comunidad por el cuidado del planeta es esencial, asequible y eficaz. Te contamos cómo.

Acción por el Clima: una plataforma para organizar tus propias iniciativas medioambientales en colaboración con la ciudadanía

Toda contribución, acción, idea, iniciativa y actividad destinada a preservar el medioambiente en el día a día, por pequeña que nos parezca, es fundamental

Alineado con este pensamiento, creamos la plataforma de Acción por el Clima, que busca ser un espacio para que ciudadanos y ONG compartan información, debatan y actúen sobre la crisis climática. Esta herramienta digital tiene como bandera fomentar la creación de acciones respetuosas y comprometidas con el cuidado del medioambiente

¿Qué acciones se publican en Acción por el Clima? ¿Quién puede unirse?

Todo el mundo puede ver y participar en las actividades publicadas. Algunas son de manera presencial, otras invitan a la participación online, y todas están destinadas a la acción en comunidad. 

¡Tú misma/o puedes poner en marcha tus ideas e iniciativas medioambientales! Solo tienes que registrarte como nuev@ usuari@. Desde aquí, podrás publicar todas aquellas actividades y eventos relacionados (acciones, encuentros, formaciones, manifestaciones, intervenciones…) que sepas que van a tener lugar en los próximos días, semanas o meses, así como informarte de todas las acciones que estén compartiendo el resto de usuari@s.

Desde Hacesfalta.org y Acción por el Clima, daremos voz a tus iniciativas desde nuestros diferentes canales. Aquí puedes ver todas las acciones publicadas a través de nuestra plataforma.

De esta forma, el mapa de acciones que ponemos a vuestra disposición, servirá tanto de punto referencia para conocer todo lo que se está haciendo a nivel activismo y movilización por el cambio climático, al mismo tiempo que de repositorio para numerosas iniciativas que puedan valer de inspiración y motivación para ser recreadas en otras partes del mundo.

Las posibilidades son numerosas, variadas, y te darán ese empujón que necesitas para pasar a la acción por el clima de la mano de personas con intereses afines, trabajando por un fin común y valores compartidos. El voluntariado y acción en comunidad es enriquecedor y necesario para un planeta más sostenible, no pierdas la ocasión y descubre cómo formar parte de la solución. 

Te animamos a que sumes, difundas y tomes acciones por el clima de la mano de una comunidad en búsqueda de un futuro sostenible para todxs.

¡Únete a Acción por el Clima!

El vertido de pellets de plástico que ha afectado a las costas de Galicia, Asturias, Cantabria y Euskadi se ha convertido en una nueva emergencia medioambiental. La llamada a la acción ciudadana ha sido inmediata, y numerosas entidades, grupos de ciudadanos, vecinos y amigos se han lanzado a las playas del norte para comenzar las actividades de recogida y limpieza. 

En este post recogemos las claves sobre el despliegue de acciones ciudadanas llevadas a cabo por ONG, cuentas informativas en redes sociales lideradas por la ciudadanía con acciones, consejos de recogida y limpieza para que puedas difundir, colaborar y amplificar los esfuerzos para combatir esta emergencia climática.

Tras el hundimiento de más de 26 toneladas de pellets en aguas portuguesas, hemos visto cómo llegaban oleadas de plástico a las costas del norte de España, provocando un desastre ecológico de graves consecuencias para los ecosistemas marinos. Para combatir la contaminación masiva de las playas afectadas y proteger el medioambiente de las costas que están sufriendo tras el vertido, la población ciudadana se ha movilizado en sus esfuerzos por atender a esta crisis ante la indecisión y tardanza de los gobiernos en dar una respuesta efectiva.

Diferentes organizaciones, asociaciones, grupos de amigos y vecinos, cuentas en redes sociales, y más están organizando actividades de limpieza, así como difundiendo información de utilidad sobre la situación en las zonas más perjudicadas en las que hay que concentrar los esfuerzos de recogida de pellets y plásticos que van trayendo las mareas.  

Además de compartir información actualizada sobre la crisis en las costas, estas entidades y cuentas comparten consejos para la correcta limpieza y gestión: desde utensilios para la recogida y equipamiento recomendado para protegerse de las sustancias tóxicas, hasta dónde depositar los plásticos recogidos de las playas para su desecho.

Descubre cómo ayudar, conoce de primera mano la situación, las necesidades y riesgos que conlleva, qué significa para la futura sostenibilidad del ecosistema afectado, y cómo se está movilizando la ciudadanía. ¡Sigue, comparte e infórmate! 

Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza (ASDEGA)

Centrada en promover y fomentar el estudio y defensa del equilibrio ecológico de Galicia, ADEGA trabaja por asegurar unas condiciones adecuadas para el desarrollo integral de la población y el medio. 

Actualmente, están organizando una serie de acciones fundamentales para dar una respuesta coordinada a esta crisis: desde limpiezas formativas de voluntariado para la retirada de pellets en las playas, hasta recomendaciones para las personas voluntarias, o pautas concretas sobre qué hacer (y qué no) antes, durante y después de la limpieza. Puedes también seguir de cerca todas estas acciones desde su Instagram.

Mi pueblo limpio

Un grupo de voluntarios y voluntarias de Cantabria que dedican parte de su tiempo libre a luchar contra la basura que ensucia los entornos naturales del pueblo de Castro Urdiales y sus alrededores. 

Puedes sumarte a sus acciones de cuidado medioambiental, conocer los materiales de concienciación sobre voluntariado medioambiental a través de su página web o seguirles en Instagram donde publican información de gran valor acerca de la contaminación de plásticos y las actividades de recogida en grupo. ¡Únete! 

Noia Limpa

Quizás ya te has encontrado en redes sociales vídeos, contenidos informativos y de actualidad o publicaciones de la cuenta de @noialimpa, una organización que, a través de diversas iniciativas, como las salidas de limpieza, contribuyen a un medio ambiente más limpio y saludable. Su misión es reducir la contaminación ambiental y regenerar espacios degradados por la basura. 

En su web encontrarás un espacio dedicado exclusivamente a recoger información actualizada sobre el vertido de pellets en el litoral gallego. Aquí se recogen datos diarios sobre las diferentes playas afectadas, convocatorias de jornadas de limpieza, y cantidades de pellets acumulados. 

No te pierdas su Instagram, donde publican diariamente información esencial sobre las actividades de recogida, como guías para apuntarte a buscar pellets, cómo afecta esta crisis a los ecosistemas locales, dónde depositar los plásticos y pellets correctamente, vídeos informativos sobre la situación, y muchísimo más contenido de valor. ¡Sigue a @noialimpa aquí!

Galicia Ambiental

La Asociación de profesionales ambientales ofrece un punto de encuentro y defensa de intereses de los profesionales del sector medioambiental. Su principal objetivo es el conocimiento, divulgación y la puesta en valor de las buenas prácticas ambientales de empresas, instituciones o personas. En su web encontrarás noticias de actualidad ambiental, proyectos que llevan a cabo, voluntariado y recursos relacionados. Los encontrarás en redes aquí

La ciudadanía actúa en las playas y en las redes

Además de las acciones coordinadas por las ONG, a las cuales se han unido ciudadanos y ciudadanas de diferentes puntos del norte de España que se han visto afectados, son lxs propios grupos de amigos, vecinos y jóvenes que se han lanzado tanto a las playas como a las redes para contar lo que está sucediendo y hacer su aportación por el medio ambiente. Cuentas como @lixo.atelier, @noialimpa en Instagram no solo se hicieron eco del vertido de pellets sino que viralizaron esta crisis en las costas del norte  – al igual que influencers como Xurxo Carreño (@xurxocarreno) o @Blondiemuser en TikTok, que se unen a las anteriores – para concienciar sobre el problema y movilizar a jóvenes y mayores. 

Desde las redes, cuentas como estas muestran consejos que van desde cómo hacer una caja de cribado para recoger pellets o cómo fijarse en las olas y mareas para saber identificar los pellets de plástico, quedadas para limpiar playas afectadas, o sensibilizar acerca de los riesgos medioambientales que enfrentamos.

Difunde tu mensaje, organiza tus propias iniciativas y pasa a la Acción por el Clima desde nuestra plataforma

Toda contribución, acción, idea, iniciativa y actividad destinada a preservar el medioambiente en crisis como la que nos encontramos con el vertido de pellets o en el día a día, por pequeña que nos parezca, es fundamental

Alineado con este pensamiento, creamos la plataforma de Acción por el Clima, que busca ser un espacio para que ciudadanos y ONG compartan información, debatan y actúen sobre la crisis climática. Esta herramienta digital tiene como bandera fomentar la creación de acciones respetuosas y comprometidas con el cuidado del medioambiente

Desde Hacesfalta.org y Acción por el Clima, daremos voz a tus iniciativas desde nuestros diferentes canales. Solo tienes que registrarte como nuev@ usuari@. Desde aquí, podrás publicar todas aquellas actividades y eventos relacionados (acciones, encuentros, formaciones, manifestaciones, intervenciones…) que sepas que van a tener lugar en los próximos días, semanas o meses, así como informarte de todas las acciones que estén compartiendo el resto de usuari@s.

De esta forma, el mapa de acciones que ponemos a vuestra disposición, servirá tanto de punto referencia para conocer todo lo que se está haciendo a nivel activismo y movilización por el cambio climático, al mismo tiempo que de repositorio para numerosas iniciativas que puedan valer de inspiración y motivación para ser recreadas en otras partes del mundo.

¡Te invitamos a que sumes, difundas y tomes acciones por el clima!

Fotografía de: Jorge Peteiro. EP.

El 5 de junio se conmemoró el Día Mundial del Medio Ambiente. Una fecha señalada que tiene como objetivo traer a un primer plano la protección y el cuidado del medio ambiente como propósito y destino común internacional. 

En este sentido la Unión Europea ha implementado lo que se conoce como la “taxonomía verde europea”, esto es, un sistema de clasificación basado en parámetros que determinan, de cara a inversores y empresas, qué proyectos pueden o no afectar negativamente al clima y al medio ambiente. La situación es grave y la urgencia climática un hecho al que debemos hacer frente de manera coordinada y conjunta. Las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo desmesurado de energía han propiciado la promulgación de una normativa basada en seis objetivos medioambientales, recogidos en el Reglamento de Taxonomía, con los que alinear la actividad del sector empresarial. 

  1. Mitigación del cambio climático
  2. Adaptación al cambio climático
  3. Uso sostenible y protección de los recursos hídricos y marinos
  4. Transición hacia una economía circular
  5. Prevención y control de la contaminación
  6. Protección y recuperación de la biodiversidad y los ecosistemas

Asimismo, es importante subrayar que dichos objetivos no son entendidos como cuestiones aisladas, sino que comparten espacio y generan sinergias con los famosos ODS

El medio ambiente es definido como el “conjunto de circunstancias o condiciones exteriores a un ser vivo que influyen en su desarrollo y en sus actividades”. Y es que dentro de ese conjunto de circunstancias confluyen diversidad de factores y agentes implicados. 

Al igual que los objetivos de la taxonomía están vinculados con los ODS, estos lo están con las estrategias de EGS de las empresas. Una vinculación que hace patente la necesidad de poner en práctica, ya no sólo las medidas que llevan a cabo las organizaciones en materia de sostenibilidad de su actividad, sino también su implicación en ámbitos sociales concretos para generar beneficios, así como una incidencia positiva. 

El 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, que lleva más de medio siglo celebrándose hasta convertirse en una de las plataformas mundiales con mayor alcance en favor de las causas ambientales. En fecha señalada buscamos traer a un primer plano la protección y el cuidado del medio ambiente como propósito y destino común internacional a través de iniciativas en las que puedes participar.

Tal y como las Naciones Unidas advierten, para resolver la crisis climática en la que nos encontramos, es necesario que los gobiernos, el sector privado, el Tercer Sector y demás partes interesadas amplifiquen e implementen medidas eficaces e inmediatas.

Los 9 umbrales

Recientemente, en vísperas de este día, recibíamos un nuevo toque de atención: siete de los nueve umbrales que definen el deterioro ambiental han sido sobrepasados. Una investigación internacional ha determinado que hemos cruzado líneas rojas que repercutirán en el bienestar y la seguridad de nuestro sistema terrestre.

El informe, publicado en la revista Nature, analiza diferentes indicadores medioambientales con el objetivo de diagnosticar la situación en la que se encuentra nuestro planeta. Según los expertos, haber sobrepasado dichos límites puede tener graves consecuencias tanto para nosotros como para generaciones futuras.

Los nueve límites analizados en la investigación fueron predefinidos en 2009 por un amplio grupo de científicos. Su propósito era establecer un mapa en el que enmarcar los parámetros en los que los seres humanos pueden vivir de manera segura en la Tierra. Se trata de los siguientes:

  • La destrucción de la capa de ozono
  • El cambio climático
  • La destrucción de la biosfera
  • La contaminación química
  • La acidificación de los océanos
  • Los ciclos del fósforo y el nitrógeno
  • El consumo de agua dulce
  • Los cambios en el uso del suelo
  • Carga de aerosoles atmosféricos

Actualmente, los únicos dos que todavía no han sido sobrepasados son:

  • La contaminación química
  • La acidificación de los océanos

Por qué y cómo tomar acción por el clima

Estos datos, aunque preocupantes, no buscan desalentar en la lucha por el cuidado del medio ambiente, sino invitar a tomar acciones urgentes para abordar estos problemas que nos apremian, enfatizando que la misión por una vida sostenible en armonía con la naturaleza sea tan pertinente como siempre.

Toda contribución, acción, idea, iniciativa y actividad, por pequeña que nos parezca, es importante. Alineado con este pensamiento, creamos la plataforma de Acción por el Clima, que busca ser un espacio para que ciudadanos y ONG compartan información, debatan y actúen sobre la crisis climática. Esta herramienta digital tiene como bandera fomentar la creación de acciones respetuosas y comprometidas con el cuidado del medioambiente

¡Te invitamos a que sumes, difundas y tomes acciones por el clima con nosotrxs!

¿Quieres unirte a grandes y pequeñas iniciativas que marcan un gran cambio? ¿Te gustaría poner tus ideas y proyectos medioambientales en marcha pero buscas apoyo? En este Día Internacional contra el Cambio Climático te proponemos pasar a la acción desde nuestra plataforma Acción por el Clima, un espacio común que da las herramientas para hacer frente junt@s a esta crisis ecológica y climática.

Antes de nada.. ¿Qué hacemos desde Acción por el Clima?

Acción por el Clima es una plataforma creada para poner la tecnología a disposición de la lucha contra la crisis climática y ecológica. Este espacio libre, gratuito y participativo busca consolidarse como una herramienta útil para el activismo y la movilización medioambiental.

El objetivo principal de este proyecto es fomentar la participación ciudadana en la vida real a través de la interacción por el medio digital: creando, compartiendo y sumándose a acciones que se estén llevando a cabo en todo el mundo.

La situación en la que nos encontramos está siendo una prueba de fuego para la consecución de la sostenibilidad. En el año 2020 se produjo el primer retroceso global, desde la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2015, una tendencia se ha mantenido desde entonces. La crisis sanitaria y económica a causa de la pandemia provocada por la expansión de la COVID-19, sumado al riesgo geopolítico, han causado que la agenda 2030 de sostenibilidad se vea afectada gravemente.

Ante esta realidad surge Acción por el Clima, una iniciativa que pretende servir de lugar común para interconectar a personas, organizaciones e iniciativas en todos aquellos lugares donde se estén tomando medidas y se estén llevando a cabo acciones para enfrentar la crisis climática junt@s. Esta plataforma nace con la intención de servir a todas aquellas personas que decidan formar parte de este movimiento, de herramienta libre y gratuita para organizarse, informarse y tejer redes que ayuden a impulsar un cambio verdadero.

¿Cómo funciona y cómo puedo unirme?

Para poder publicar y compartir tus acciones en Acción por el Clima, solo tienes que registrarte como nuev@ usuari@. Desde aquí, podrás publicar todas aquellas actividades y eventos relacionados (acciones, encuentros, formaciones, manifestaciones, intervenciones…) que sepas que van a tener lugar en los próximos días, semanas o meses, así como informarte de todas las acciones que estén compartiendo el resto de usuari@s.

De esta forma, el mapa de acciones que ponemos a vuestra disposición, servirá tanto de punto referencia para conocer todo lo que se está haciendo a nivel activismo y movilización por el cambio climático, al mismo tiempo que de repositorio para numerosas iniciativas que puedan valer de inspiración y motivación para ser recreadas en otras partes del mundo.

Además, este espacio cuenta con los apartados “Clima Info” y una sección de stories (en el home de la página) donde iremos compartiendo toda aquella información y contenidos que puedan ser de interés o relevancia.

¿Qué hay de nuevo?

Hemos reunido un equipo con el que dinamizar la plataforma y manteneros informad@s de todas las novedades, iniciativas, actividades, proyectos e ideas que podáis participar o crear, así como dar voz a vuestros propios proyectos, amplificando juntos el activismo por el clima.

Síguenos en @AccionxClima_ tanto en Instagram como en Twitter, donde se vienen nuevas noticias y cambios que estamos desarrollando, siempre en colaboración y escucha activa de los ciudadan@s que hacéis posible estos proyectos.

A día de hoy es innegable que la mayoría de personas pasa gran parte de su tiempo frente a pantallas y, en el caso de la gente joven, el uso de las redes sociales consume una cantidad de tiempo que no para de crecer.

Es importante que, dentro de las redes sociales, las personas que llegan a una gran audiencia hablen de temas actuales y relevantes tanto para la sociedad como para el planeta, no sólo de sus vidas, viajes y productos que les envían las marcas.

Instagram de Carlota Bruna

Cada vez son más los jóvenes que suben a sus plataformas contenido denunciando la situación crítica que está sufriendo nuestro planeta. Hay personas influyentes de todo el mundo y de todas las profesiones, con más o menos seguidores, pero el punto en común es su preocupación por los cambios que se deben hacer antes de que sea demasiado tarde para salvar el medio ambiente. En España una de las influencers más relevantes a la hora de hablar de veganismo, las empresas cárnicas, su contaminación y las consecuencias que esto causa al planeta es Carlota Bruna, que gracias a su implicación ha llegado a formar parte del Pacto Europeo por el Clima. Esta barcelonesa, estudiante de Nutrición y Dietética, emplea su Instagram como punto de información sobre su estilo de vida, formas de reducir plástico y opciones que ayuden a frenar el cambio climático.

Instagram de Martiño Rivas

Cada vez más personalidades de todos los sectores se posicionan a favor del planeta, subiendo a sus redes noticias y tips para mejorar el mundo en el que vivimos, haciendo que ese mensaje llegue a un número de personas que de otra manera no sería posible. Un ejemplo de esto es el actor y modelo Martiño Rivas, así como la también actriz Carolina Yuste o Georgina Amorós. Puede parecer que subir una foto invitando a sus followers a recoger los plásticos que encuentren en las playas o montañas que visitan, o a informarse sobre el cambio climático y lo que pueden hacer para evitarlo, son actos sin relevancia. Sin embargo, el hecho de que alguno de los seguidores de estas personas lo lea y se lo transmita a su entorno supone un gran avance, más aún teniendo en cuenta la relevancia pública de muchos de estos influencers.

Instagram de Inka Williams

A nivel internacional, hay varias modelos muy relevantes que hacen un esfuerzo, y en su día a día sacan momentos para hablar a sus seguidores de las posibles mejoras que están en sus manos. Blanca Padilla e Inka Williams son dos ejemplos de mujeres que luchan por conservar el planeta y ponen sus redes como escaparate de lo que sucede.

La mayoría de personas mencionadas en este artículo tienen secciones destacadas en sus perfiles para informar sobre el problema del plástico, la industria del fast fashion, la contaminación, cómo adoptar estilos de vida sostenibles y el conscious living. Cambiar nuestros hábitos y seguir a personas que defienden el cuidado del planeta y que hagan esfuerzos por tratar de frenar la crisis climática puede parecer una acción poco relevante, pero si cambiamos el contenido que consumimos a diario, podemos llegar a cambiar hábitos y rutinas.

Para entender la relevancia de la crisis climática en la actualidad y llegar a comprender la importancia que ha ido adquiriendo con el paso del tiempo habría que hacer un repaso por la historia y conocer las primeras manifestaciones que tuvieron lugar.

Las movilizaciones que vamos a nombrar a continuación sientan las bases del ambientalismo contemporáneo, son los primeros pasos que se dieron para proteger el planeta. A pesar de que fue en 1977 cuando la ONU decidió que el 5 de junio sería el Día Mundial del Medio Ambiente, las luchas ambientalistas comenzaron mucho antes.

Río Tinto, la primera manifestación medioambiental española

En 1988, en Huelva, cientos de obreros y sus familias decidieron hacerle frente a una empresa británica minera que trabajaba en la zona y que provocaba con su actividad gases de ácido sulfúrico que intoxicaban los pulmones de sus trabajadores, envenenaban al ganado y destruían las cosechas. Lo que empezó como una protesta pacífica para reclamar unas condiciones laborales y sanitarias dignas, y una denuncia por el daño medioambiental generado con su actividad, terminó siendo una tragedia, al ser disuelta con violencia por el ejército que acabó con la vida de 200 civiles.

Aunque algunos periodistas se hicieron eco de los hechos, este episodio fue eliminado de la historia hasta los años ochenta. La quema de materiales tóxicos al aire libre continuó hasta 1907, pero lo ocurrido en Río Tinto supuso un antes y un después en las manifestaciones a favor del medio ambiente.

En defensa de las ballenas

En la década de los setenta, Greenpeace comenzó su activismo para lograr la prohibición de la caza de ballenas, fue entonces cuando fotografías en las que un grupo de activistas se interponía entre los barcos cazadores y los cetáceos se hicieron populares.

En junio de 1980 uno de los barcos de Greenpeace, el Rainbow Warrior I, fue capturado por la Armada Española, por tratar de impedir las actividades de los balleneros gallegos. No obstante, en España no se dejó de cazar ballenas hasta 1986, año en el que entró en vigor la moratoria establecida por la Comisión Ballenera Internacional.

Septiembre de 2019: millones a favor del medio ambiente en más de 150 países

Las manifestaciones más concurridas de la historia, se dieron al menos en 150 países. La prensa internacional calculó que el día 27 de septiembre de 2019 se manifestaron dos millones de personas alrededor de todo el mundo, si a estas cifras les sumamos la asistencia a la manifestación del día 20, el total asciende hasta los seis millones de personas concentradas luchando por frenar el cambio climático.

Aquella fue la Semana Global para el Futuro, con el objetivo de manifestarse por todo el planeta para reclamar a los líderes mundiales acciones eficientes contra el calentamiento global. Dos meses después se llevó a cabo la COP25. A partir de ahí, Greta Thunberg y el movimiento de Fridays for Future se convirtieron en un fenómeno mediático medioambiental sin precedentes.

AIDA LÓPEZ CAMPO

Un informe reciente publicado por la Organización Mundial de la Salud advierte de que durante los dos últimos años de la pandemia por la COVID-19 se han generado 87.000 toneladas de residuos sanitarios.

La emergencia sanitaria hizo que de forma repentina tuviésemos que integrar en nuestra rutina el uso de elementos como las mascarillas. Aproximadamente 87.000 toneladas de equipos de protección personal (EPP) fueron adquiridos entre marzo de 2020 y noviembre de 2021 y enviados para atender las necesidades de los países por la COVID-19, a través de una iniciativa conjunta de las Naciones Unidas para situaciones de emergencia. La mayor parte de estos equipos acabarán convertidos en desechos una vez utilizados. 

Y esto no es lo más alarmante. Los autores de este estudio añaden que se han enviado más de 140 millones de kits de pruebas, que podrían generar 2.600 toneladas de desechos no infecciosos (principalmente plástico) y 731.000 litros de desechos químicos (el equivalente de una tercera parte de una piscina olímpica), y que se han administrado más de 8.000 millones de dosis de vacunas a nivel mundial, lo que ha generado 144.000 toneladas de desechos adicionales en forma de jeringas, agujas y contenedores de seguridad. 

La premura por ofrecer herramientas que solventasen el problema sanitario, hizo que la sostenibilidad pasara a un segundo plano. Ya lo advirtió el Director Ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, Michael Ryan, era «absolutamente esencial» proporcionar a los trabajadores de la salud el equipo adecuado, pero también es imprescindible que estos equipos puedan utilizarse de forma segura, evitando el impacto medioambiental en los entornos cercanos.

¿Cuál es la solución entonces? En este informe se plantean una serie de recomendaciones como un uso «racional» de los equipos de protección, el reciclaje de los mismos y utilizar embalajes más sostenibles, reduciendo el uso de plásticos y el volumen de los mismos.

Por ejemplo, las mascarillas y los guantes suelen venir envueltos en packs de plástico. Este estudio propone apostar por los envases de cartón y así reducir la emisión de gases. Asimismo, apuestan por la reducción del uso de las mascarillas de una única vida. Existen opciones más sostenibles e igual de seguras.

Algunas otras recomendaciones que ofrece este estudio son:

 

  • Fortalecer la coordinación entre donantes mundiales de salud, logística, actores de prevención y control de infecciones, residuos sanitarios y medio ambiente.
  • Apoyar el cambio de comportamiento lejos del uso único y el uso excesivo de equipos de protección personal, a un uso apropiado y reutilizable, cuando sea posible.
  • Promover e invertir en EPIs más sostenibles desde el punto de vista medioambiental.
  • Actualizar, implementar y regular estándares de residuos sanitarios y prácticas sostenibles.
  • Invertir en la gestión segura de los desechos sanitarios y la higiene de las manos, como parte de una prevención y un control de infecciones más amplios.
  • Desarrollar, implementar y financiar una estrategia de mejora para la higiene de manos para reducir el uso innecesario de guantes.
  • Incluir la gestión de residuos en los presupuestos de salud e invertir en el mercado del reciclaje en los diferentes países para integrar unas prácticas de gestión de desechos más adecuadas.
  • Supervisar e informar periódicamente sobre las prácticas de residuos sanitarios.
  • Fomentar las opciones más sostenibles y seguras para los equipos de protección personal dentro y fuera de la atención de la salud.
  • Mejorar la formación, la tutoría y las inversiones para una seguridad y sostenibilidad en la gestión de residuos para los trabajadores de residuos.
  • Mejorar progresivamente la sostenibilidad medioambiental de las tecnologías de tratamiento de residuos.

Fuente: Global Analysis of Health Care Waste In the Context of COVID-19